La adquisición de una vivienda es el sueño de muchas personas. Pero, para ello, hay que pensar la forma de adquirir esa vivienda y como vamos a realizar el pago de la misma. Hay una gran variedad de financiación destinada a la adquisición de una vivienda, que tenemos que conocer para elegir la forma que mejor se adapte a nuestras necesidades y características.

Factores que hay que tener en cuenta para comprar un inmueble con o sin financiación

Presupuesto del que disponemos

Antes de realizar una inversión tan grande de dinero tenemos que hacer un análisis de nuestra economía actual, saber cuánto dinero podemos aportar de nuestros ingresos y si tenemos algunos ahorros que nos ayuden, ya que en España la mayor parte de los bancos conceden el 80% del valor de la vivienda, aunque bien es cierto que con la recuperación económica hay bancos que se han empezado a plantear volver a conceder el 100% del precio de compra de la vivienda.

Por ello, tenemos que evaluar si disponemos del dinero para realizar la compra sin hipoteca o si de lo contrario tendremos que pedirle dinero prestado al banco.

Pagar en efectivo o acceder a un préstamo

Una vez que hemos evaluado nuestra situación económica y nos hemos decidido por pagar en efectivo o bien por pedir un préstamo al banco debemos conocer a fondo cuales son las ventajas de cada una de las opciones.

  • Pago al contado

Es un desembolso total del precio de la vivienda que realizamos de nuestros ahorros. De este modo, nos ahorraremos los gastos de la hipoteca. Se materializa mediante la entregar de un cheque bancario a favor del vendedor el día de la firma de las escrituras.

  • Préstamo hipotecario

Es una cantidad de dinero que presta el banco para poder financiar una vivienda. La cantidad que nos presta el banco hay que devolverla con intereses. Todos los préstamos hipotecarios tienen como garantía la propia vivienda que vamos adquirir. Los bancos hoy en día ofrecen el 80% del valor del inmueble, el 20% restante tiene que venir de los ahorros del comprador

Valor de tasación

Cuando uno pide un préstamo al banco tiene que tener muy claro que tipo de vivienda va adquirir. Si es de segunda mano, de obra nueva o si le hace falta alguna reforma. El préstamo siempre va ligado al valor de tasación del piso que uno quiere comprar.

Si al final nos hemos decidido por comprar una casa y necesitamos pedir una hipoteca al banco hay que diferenciar los tipos de hipotecas del mercado en función de diferentes criterios

Infografía Vilsa

Tipo de interés

  • Hipotecas a tipo de interés fijo. Este tipo de interés es más seguro, ya que será constante a lo largo de los años. Es una alternativa interesante si el tipo de interés pactado es lo suficientemente bueno.
  • Hipotecas a tipo de interés variable. Varía según varía el Euribor. Hoy por hoy nos podemos beneficiar de los tipos de interés bajos de los cuales goza el mercado.
  • Hipotecas mixtas. Cuando el tipo de interés se mantiene fijo durante un período inicial superior a 1 año y después es variable.

La cuota

Es la cantidad de dinero que pagamos mensualmente por el préstamo que hemos solicitado

Cuota constante. Son las cuotas más habituales en España. El importe se va reduciendo en proporción a la amortización del capital.

Cuota blindada. Siempre se paga lo mismo, pase lo que pase con los intereses. Sin embargo, el aumentar el tipo de interés no sube la mensualidad, pero si el plazo de pago, lo contrario ocurre si bajan los intereses.

Cuota final. En el último plazo de la hipoteca se paga el 30% del capital. La mensualidad es menos, pero tiene más intereses.

Cuota creciente. La cuota crece año tras año en el 1% o 2%. Las primeras cuotas son bajas, pero llegado un punto la cuota crece año tras año.

Solo intereses. En las mensualidades a pagar solo se abonan los intereses. Cuando hayamos acabado de pagar los intereses hay que pagar el total del préstamo. Es la cuota menos común.

Según el tipo de inmueble

Hipotecas para una primera vivienda 

Hipotecas para viviendas de VPO  tanto públicas como privadas.

Hipotecas para una segunda residencia, en este caso si pedimos un porcentaje de tasación elevado es posible que nos exijan hipotecar tanto la vivienda habitual como la segunda residencia.

Si finalmente estas decidido a comprar una casa y pedir una hipoteca estaremos encantados de atenderte y resolver todas las dudas que te surjan.

Contacta con la oficina más cercana de Vilsa Grupo Inmobiliario y te asesoraremos en la venta de tu vivienda.