Si eres el propietario de una vivienda y decides que es el momento de venderla, la primera decisión que deberás tomar es el precio de venta de la misma. Y es aquí donde entran en juego las tasaciones y valoraciones inmobiliarias, términos que generan mucha confusión.

En Vilsa Grupo Inmobiliario somos expertos realizando valoraciones inmobiliarias. Por eso mismo, te vamos a explicar cuales son las diferencias entre una tasación y una valoración.

Lo primero que tenemos que saber es la diferencia entre una tasación y una valoración.

La tasación: es un documento legal que fija el precio de un inmueble. La tasación la tiene que realizar un experto en tasación (generalmente un arquitecto o arquitecto técnico) quien necesita varios días para emitir el informe.

Para elaborar dicho informe, además de contrastar la información sobre el inmueble, el tasador visitará la vivienda y realizará una revisión tanto de la vivienda como del edificio.

Valoración inmobiliaria: es un informe que establece un precio orientativo de un inmueble, pero que no tiene validez legal. Se basa en el valor del mercado o en base a la oferta y demanda existente.

¿Qué es una valoración inmobiliaria?

Como hemos dicho anteriormente una valoración es solo un precio, sin carácter legal que se le asigna a un inmueble de forma aproximada y en relación al precio del mercado.

Para realizar una valoración inmobiliaria es suficiente con tener en cuenta los datos registrales o catastrales para poder realizar un estudio de mercado simplificado que nos permita realizar una valoración.

La valoración sirve para poder poner un precio a un inmueble a la hora de ponerlo en venta.

¿Qué es una tasación inmobiliaria?

La tasación sí que posee carácter legal y por eso tiene que estar suscrito por un arquitecto o técnico que lo firme. En una tasación generalmente aparecen los siguientes datos:

  • Antecedentes, solicitante y finalidad.
  • Identificación y localización
  • Documentación utilizada y comprobaciones realizadas
  • Localidad y entorno
  • Terreno
  • Descripción de la edificación
  • Características del inmueble por usos
  • Superficies
  • Situación urbanística
  • Régimen de tendencia y ocupación
  • Análisis de mercado
  • Datos y cálculo de los valores técnicos
  • Valor de tasación y seguro
  • Documentación anexa al informe e indicaciones

Las tasaciones se piden sobre todo en este tipo de casos:

Cuando vamos a pedir una hipoteca.

Cuando hay que realizar el reparto de bienes en una herencia o en proceso de separación conyugal. En estos casos cada parte contrata un tasador y si existen discrepancias entre ellas y no se llega a un acuerdo, entonces tendrán que solucionarlo en los tribunales con una tercera tasación realizada por un técnico independiente.

Entonces, ¿qué me interesa más una valoración o una tasación inmobiliaria?

Si es para establecer un precio de compra de una vivienda que queremos vender seguramente sea más interesante realizar una valoración. Sin embargo, si el valor del inmueble lo requiere el banco lo que necesitamos es un documento de carácter legal.

¿Necesitas vender una vivienda en Arganda y municipios próximos y Rivas y no sabes el precio de mercado? Entonces ponte en contacto con nosotros y te ayudamos a realizar una valoración de tu vivienda. Poner un precio de mercado adecuado es muy importante para vender una vivienda en un plazo de tiempo adecuado. Todas nuestras oficinas cuentan con agentes inmobiliarios cualificados y especializados en cada una de las zonas en las que operamos. Si necesitas vender vivienda, pásate por nuestras oficinas y juntos diseñaremos el mejor plan de venta para tu vivienda.