• Tras gestionar con éxito las promociones de esta federación durante el SIMA

Madrid, 26 de octubre de 2016. –Vilsa Grupo Inmobiliario, la cadena inmobiliaria con más de 20 años en el mercado, ha llegado a un acuerdo de colaboración con el Registro de Demandantes de Vivienda de la Comunidad de Madrid. Durante el pasado Salón Inmobiliario Internacional de Madrid, la agencia Vilsa Grupo Inmobiliario gestionó las promociones inmobiliarias en régimen de cooperativa, así como su Registro de Demandantes de Vivienda; y tras el éxito esta federación, ha confiado en la agencia para la comercialización de dichas promociones.

A través de este acuerdo, Vilsa Grupo Inmobiliario actuará como interlocutora y será la inmobiliaria responsable de ofrecer un trato personalizado, cercano y directo con los interesados en adquirir una vivienda de todas las cooperativas de viviendas de la región, inscribiendo a todos los interesados al Registro de Demandantes de Vivienda. De esta manera la agencia inmobiliaria se convertirá en la cara visible de la Federación de Cooperativas de Vivienda y Rehabilitación de la Comunidad de Madrid, ofreciendo servicios de asesoría a todos los demandantes de viviendas de dicha Comunidad.

En palabras de Fco. Javier de Osma, Responsable del Registro de Demandantes de Vivienda para la Federación de Cooperativas de Vivienda (FCV), “este convenio con Vilsa Grupo Inmobiliario deja constancia clara de la confianza que este agente social deposita en el Grupo Inmobiliario que ha gestionado a lo largo de su trayectoria a miles de clientes de diversa índole”.

Vilsa Grupo Inmobiliario cuenta con tres oficinas operativas y próximamente se sumará a la red una nueva agencia en Las Rozas de Madrid donde ofrecerá a la zona oeste de la Comunidad un servicio integral en la compra-venta y alquiler de inmuebles con una metodología de trabajo propia.

Tras 20 años en el mercado la empresa busca en una nueva etapa crecer a través de agencias franquiciadas, utilizando este modelo para reforzar su presencia en la Comunidad de Madrid y expandirse a medio plazo otras poblaciones y regiones de todo el territorio nacional.

Para formar parte de la red de oficinas Vilsa, es necesaria una inversión que ronda los 21.500 euros incluyendo canon de entrada, para locales de entre 45 y 100 metros cuadrados ubicados en núcleos urbanos de más de 50.000 habitantes.