Se trata de un nuevo concepto de agencia inmobiliaria que reúne una oferta de más de 15.000 inmuebles a nivel nacional.

Vilsa Grupo Inmobiliario, la red de agencias con más de 20 años en el mercado inmobiliario, inauguró la pasada semana el primer centro comercial dedicado en exclusiva a la comercialización de inmuebles a nivel nacional.

Este nuevo espacio se encuentra en el municipio madrileño de Rivas Vaciamadrid y ocupa los números 85 y 87 de la Avenida Pablo Iglesias. El local de 160 metros cuadrados y 8 metros de altura, cuenta con una decoración sencilla y moderna que junto con los amplios ventanales de la fachada hacen de él un espacio atractivo y luminoso. Cuenta con seis puestos de venta y dos salas de reunión en las que expertos asesores ofrecerán a todos los visitantes el mejor inmueble.

La firma ofrece en un mismo espacio, que ha denominado Centro Comercial Inmobiliario inmuebles en prácticamente cualquier punto de la geografía española. De esta manera los clientes solo tendrán que acudir a una agencia, Vilsa Grupo Inmobiliario, para encontrar la vivienda que mejor satisface sus necesidades dentro de esa localidad y sus alrededores. Además gracias a los acuerdos con las empresas inmobiliarias, los clientes podrán acceder a inmuebles de todo el territorio nacional procedentes de la cartera común de unas 700 agencias colaboradoras.

Vilsa Grupo Inmobiliario inaugura su Centro Comercial en un momento de recuperación inmobiliaria en el que el precio de viviendas y la concesión de hipotecas continúan al alza. Según Antonio Sánchez, gerente de Vilsa, “gracias a la recuperación económica y el crecimiento del sector, nos encontramos ante un momento único e inmejorable para los emprendedores de instalar su propia oficina, puesto que el éxito está garantizado”.

La empresa busca su crecimiento en España para poder replicar este concepto en otros municipios madrileños y poblaciones del territorio nacional con más de 50.000 habitantes. Para ello la empresa ha confiado en el modelo de franquicia con el que busca emprendedores interesados en el autoempleo del sector inmobiliario.

De esta manera los nuevos franquiciados dispondrán de la cartera de inmuebles de Vilsa Grupo Inmobiliario, lo que facilita los ingresos desde el primer momento. Para poner en marcha un Centro Comercial Vilsa, es necesaria una inversión que ronda los 21.000 euros, canon de entrada incluido, y disponer de un local de entre 45 y 100 metros cuadrados.